Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
25 de junio de 2017
 
Pregrado
Economía
Administración y Contaduría Pública
Sociología
Secretarías Docentes
Cátedras
Publicaciones
R. de Ciencias Sociales
R. Utopía y Praxis Latinoamericana
R. Venezolana de Gerencia
Colección Digital
Boletín Apertura
Investigación
Líneas de Investigación de la FCES
Estudios de la Empresa
Estadística e Investigación de Operaciones
Estudios Sociológicos y Antropológicos
Socioecon. del Petróleo y Energías Alternativas
Instituto de Investigaciones
Más FCES
Aulas Virtuales
Unidad Coordinadora de Proyectos Conjuntos (UCPC)
Concursos Docentes
Correo FCES
Encuestas
Contacto

Tope FCES

Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
Mercado ocupacional PDF Imprimir Correo

 

El mercado ocupacional del sociólogo es tan amplio como su objeto de investigación y trabajo, se pueden distinguir por lo menos tres (3) grandes niveles de trabajo:

 

  • Nivel macro: como se ha planteado el sociólogo tiene las competencias para coadyuvar en la formulación de una estrategia de desarrollo nacional. Este profesional posee los conocimientos y habilidades necesarias para definir y delimitar la visión de lo social, a partir de lo cual le es posible identificar las principales situaciones de la sociedad (en sus dimensiones política, económica, social en sentido estricto, cultural y ecológica), que requieren una intervención de carácter estructural.

    El sociólogo es entonces un profesional con amplias posibilidades para asumir funciones de alto gobierno, concretamente a nivel ministerial, donde puede participar en la formulación de las directrices estratégicas donde se conforman los planes de desarrollo nacional.

  • Nivel meso: a este nivel el sociólogo está capacitado para asumir los procesos de formulación, implantación y evaluación de políticas públicas, programas y proyectos sociales, por lo cual puede asumir funciones gerenciales en la administración pública central, gobernaciones, municipios, así como en organismos dotados de autonomía funcional, organismos descentralizados tales como institutos nacionales, estadales y municipales.

  • Nivel micro: este nivel representa una de las más amplias posibilidades de incorporación del sociólogo al mercado de trabajo tomando en cuenta su formación integral y multidimensional, se destacan las siguientes:

    • Como consultor: su formación en el área de la investigación científica le otorga al sociólogo competencias para utilizar herramientas de la investigación cualitativa y cuantitativa para realizar y asesorar proyectos de investigación, para instituciones públicas y privadas. El sociólogo tiene la capacidad de fungir como analista de situaciones sociales, políticas, económicas y culturales que pueden servir de plataforma para la toma de decisiones en cualquier ámbito de trabajo.

    • Como investigador: el sociólogo posee el conocimiento y manejo de insumos teórico–conceptuales, así como los métodos y herramientas para realizar investigaciones científicas, contribuyendo así a la construcción del conocimiento sociológico.

    • Como gerente comunitario: el sociólogo puede coadyuvar junto con las comunidades organizadas en el desarrollo de proyectos orientados a la solución de sus propios problemas, utilizando las técnicas más actualizadas de la planificación social. Asimismo, está preparado para gerenciar fundaciones y cualquier tipo de organizaciones no gubernamentales, al comprender el alcance y propósito de estas organizaciones en el mundo actual.

    • Como gerente de sistemas de información social: la preparación en las áreas de gerencia, estadística, metodología y análisis sociodemográfico, le otorga al sociólogo las posibilidad de servir como asesor y gerente experto en la configuración de sistemas de información social, en los cuales se sistematice el uso de indicadores para la medición de variables como desarrollo social, bienestar social, calidad de vida y desarrollo local. El sociólogo está preparado para operacionalizar cualquier enfoque de desarrollo en indicadores, propiciando su medición, diagnosis y por ende su traducción en políticas de intervención social concretas.

    • Como asesor de empresas privadas en el área de responsabilidad social: en efecto, algunas empresas privadas han iniciado la aplicación de programas de responsabilidad social, manejándola como una variable más de su mezcla de mercadeo, desplegando acciones en esta materia carentes de sinergia y continuidad.

      El sociólogo está preparado para asesorar a las empresas sobre la forma como pueden vincular sus programas de responsabilidad social a una estrategia de desarrollo claramente definida y contribuir de manera efectiva al progreso del país, al tiempo que mejoran su imagen corporativa.

    • Como educador: complementado su formación sociológica, con la capacitación pedagógica necesaria, este profesional puede fungir como facilitador del aprendizaje de quienes se preparan en esta carrera.

 




^ Subir